A veces, muchos se preguntan a qué nos referimos con “desarrollar una estrategia comercial“. Verás, la estrategia comercial es el esfuerzo de planeación para tu marca, que tiene como principal objetivo alinear las virtudes de tus servicios y productos con las metas de tu organización, definiendo dónde destinar los mayores esfuerzos y el presupuesto para alcanzar el éxito deseado.

Al desarrollar una estrategia comercial, puedes formular las principales características de tus productos o servicios, sin importar si estos están dirigidos hacia un mercado de negocio a negocio (B2B) o de negocio a consumidor (B2C).

Desarrollar una estrategia comercial, no es tarea sencilla

Para muchos, ésta no es una misión sencilla, pero gracias Internet (como nueva herramienta) existe la oportunidad de transformar los planteamientos comerciales de tu empresa o negocio, y sacar conclusiones base a través de datos, estudios y otros recursos que hace muchos años no tendríamos a nuestro alcance.

Tal vez, empíricamente, ya lo sabes (y si no, te lo comparto): satisfacer la conveniencia de tu consumidor es trascendental para tu crecimiento, tanto cómo marca, cómo empresa o cómo negocio. Por eso, el desarrollar una estrategia comercial puede constituir hasta el 80% del éxito de tu marca.

De hecho, todo esto se trata no sólo de lograr una meta de venta hacia el futuro o incrementar tu cuota de mercado: se trata de lograr que tus consumidores te recuerden por algo (bueno) que les hiciste sentir, al resolver o satisfacer sus necesidades.

Te quiero compartir 3 pasos que no debes omitir al desarrollar una estrategia comercial. No tomes esto como la guía y verdad absoluta, simplemente es lo que te comparto cómo fruto de mi experiencia para planificar de una manera ordenada y que los frutos comerciales de tu negocio sean mucho mayores.

1) Análisis desde la raíz estratégica

Todo debe de iniciar con un diagnóstico. El analizar la situación actual de tu empresa incluso desde el estatus de su planeación estratégica debe ser clave para así alinear una certera planeación comercial. No omitas este punto, pues al hacerlo podrías estar tomando rumbos o decisiones que ni siquiera venían marcadas por los macro objetivos de tu organización.

2) Conecta un sistema de indicadores y desarrolla las fases de implementación

Una vez generado ese primer análisis, tu empresa está en forma para desarrollar todas aquellas implementaciones y esfuerzos comerciales que se traduzcan en metas de ventas y posicionamiento de marca. Ahora bien, recuerda que ya hiciste un análisis de tu planeación estratégica; en este punto es donde debes de definir los indicadores a los cuáles le vas a dar seguimiento y alimentación en el futuro para la toma de decisiones.

3) Ejecuta, analiza, y mejora de manera constante

Si bien el desarrollar una estrategia comercial nos va a dar una guía del qué hacer para generar ingresos para tu negocio, no debes considerar que todo se deberá hacer siempre “by the book“.

El creer que todo deberá de salir e implementarse “según el manual” es un error tremendo que te invito a no cometer; en el mercado, tus competidores o incluso factores que están fuera de tu alcance te podrán urgir a transformar la estrategia de nueva cuenta, así que no pares de analizar si se pueden hacer ajustes o tomar nuevas y mejores decisiones.

Cuéntame, ¿Cuál es tu experiencia al desarrollar una estrategia comercial? Recibo tus dudas y comentarios aquí debajo.
Imagen: Lance Anderson

Alfredo Molina
Sígueme

Alfredo Molina

Co-Fundador at DGM Group
Alfredo Molina es Co-Fundador en DGM Group y funge como embajador de la marca. Su vocación está orientada al desarrollo de marcas y nuevos negocios tomando al inbound marketing y otras estrategias digitales cómo componentes y conductos del éxito y la transformación.
Alfredo Molina
Sígueme
Show Buttons
Hide Buttons